“Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”: La historia que inspiró el libro

En Noticias.com.ve conversamos con Deborah Rotter y Vanessa Massimini sobre “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron" 

112
 Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron

Un día las dos venezolanas Deborah Rotter y Vanessa Massimini leyeron un libro acerca de las hazañas de las mujeres en la historia, un libro que inspiraba a niñas a conocer los ejemplos de mujeres con sueños y visión. Lastimosamente ese libro no mencionaba ni una mujer venezolana, aunque en un principio esta ausencia produjo una tristeza, también se convirtió en la chispa que inspiró a estas dos emprendedoras a crear  “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”.

Ellas sabían que las mujeres venezolanas habían logrado grandes hitos del mundo y creían que valía la pena contar sus historias a las nuevas generaciones.  Fieles a esta convicción se plantearon recopilar las vidas y logros de 20 de ellas que soñaron con cambiar al mundo y lo hicieron.

En el proceso, la vidas de Deborah Rotter y Vanessa Massimini se reencontraron con sus raíces pero también con enseñanzas de vida como el valor del sacrificio y del esfuerzo para cumplir sueños que cambian al mundo.

En Noticias.com.ve conversamos con ambas en exclusiva sobre “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”  y los planes para una segunda parte.

¿Por qué elegir las historias de estas 20 mujeres?

“Durante el proceso de investigación surgieron muchísimos nombres; mujeres actuales, de otras épocas, mujeres muy conocidas y otras que ha pesar de no sonar mucho en los medios o en los libros han hecho cosas increíbles. Decidimos elegir solo veinte que fueran ejemplo de tantas mujeres que han dejado huella en nuestro país por ello intentamos seleccionar mujeres destacadas de ramas o disciplinas variadas: deporte, arte, música, ciencias, política, moda… Buscamos mujeres de diferentes épocas, para que a través de sus historias se viera el papel que tuvo la mujer venezolana en distintos contextos sociales. Y sobre todo intentamos que fueran mujeres integrales, que no solo tuvieran talento sino que también fueran ejemplo de trabajo y perseverancia. La idea es que nuestros lectores puedan identificarse con alguna de estas grandes mujeres y mostrarles como con dedicación y esfuerzo se puede tener éxito en cualquier área que nos apasione”.

¿Hay planes de escribir una segunda parte de  “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”?

“Sí, la verdad es que hay muchísimas historias todavía por contar.  Hay tantos personajes de nuestra historia que hay que rescatar y tantas mujeres emprendedoras dejando el nombre de nuestro país en alto. La idea es hacer una segunda parte más adelante e incluso una versión de venezolanos que han dejado huella en distintos campos”.

¿Qué sueñan que este libro pueda lograr?

“Queremos que las niñas venezolanas conozcan desde pequeñas a las mujeres tan increíbles que ha dado nuestro país. Resaltar la figura y aportes de estas mujeres que en ocasiones han quedado olvidadas. No solo sus nombres, sus historias. Los obstáculos que tuvieron que vencer, lo que tuvieron que sacrificar, el esfuerzo, el talento, el amor y determinación que se necesita para llegar a donde están. Principalmente lo que queremos destacar es que las mujeres podemos ser cualquier cosa que queramos. 

“Las mujeres podemos ser cualquier cosa que queramos”. 

Por otra parte, como madres creemos que para criar en igualdad y respeto y para acabar con los estereotipos de la mujer que tan arraigados están en nuestra cultura latinoamericana en general, nuestros hijos, sean niños o niñas necesitan más referentes femeninos de éxito que puedan admirar. Además quisimos recordarnos a los venezolanos lo que somos, lo que llegamos a ser y lo que todavía podemos hacer. Que somos mucho más que la situación que vive hoy el país. Las protagonistas de este libro también vivieron tiempos difíciles, a unas les tocó emigrar, a otras empezar de cero por distintos motivos, y estas historias de cómo se reinventaron son algo con lo que la mayoría de los venezolanos nos podemos identificar”.

¿Por qué creen que es importante inspirar a las generaciones más jóvenes de Venezuela?

“Creemos que hoy más que nunca los venezolanos y sobre todo los niños, que son el futuro, necesitamos recuperar la confianza en nosotros mismos como nación. En esta época tan polarizada, necesitamos recordar lo bonito, lo que nos une. No se puede amar lo que no se conoce. Queremos que el mensaje que lleva consigo el libro sobre lo que Venezuela y los venezolanos somos capaces de hacer, sea un soplo de inspiración para nuestros niños. Que se conecten con sus raíces y se proyecten en un futuro como agentes de cambio, que sueñen con cambiar el país y el mundo”. 

¿Cuándo soñaron por primera vez con “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”?

“La inspiración vino de otro libro que destaca la historia de mujeres de diferentes partes del mundo. Desde el primer momento nos encantó la idea de que las niñas de hoy en día tengan más que el típico cuento de la princesa que necesita ser rescatada por un príncipe, y que tengan como modelo a estas mujeres que con su talento y trabajo hicieron cosas impresionantes por sí mismas.

Pero en el libro no hay ni una venezolana, lo que fue una gran decepción para nosotras que siempre hemos pensado que las venezolanas somos mujeres luchadoras, trabajadoras, que hacen mil cosas a la vez… Así surgió la idea de hacer un libro infantil que no solo le diera el protagonismo que merecen algunas de las tantas venezolanas que han dejado su huella si no que también mostrara a nuestros hijos que somos un país con mucho talento, creatividad y ganas de trabajar”. 

¿Qué fue lo que más amaron del proceso de crear este libro?

“Toda la gente maravillosa con la que nos ha hecho coincidir este proyecto. Por una parte, todas las personas con las que tuvimos la oportunidad de trabajar en este proceso que no solo tienen un talento increíble sino que también dieron lo mejor de si para hacer este libro una realidad: Alejandra Caste, la genio detrás de las ilustraciones; Rebeca Vaisberg que además de ayudarnos con la corrección de textos, se convirtió en  una especie de guía en este camino que era nuevo para las dos; María Valentina Lazo, una gran amiga que hizo este proyecto suyo también y ha sido parte fundamental de todo el proceso de distribución del libro en Venezuela; el equipo de Azotea Muebles y de Il Argento que creyeron en el proyecto desde el principio.

Y por otra parte, la gran cantidad de gente que se ha enamorado también del proyecto y nos han ofrecido su apoyo desinteresadamente, hemos descubierto que hay mucha gente buena, dispuesta a ayudar a los demás, que cree realmente que la única manera de continuar haciendo país es en equipo, apoyándonos unos a otros”.    

¿Algo en ustedes cambió después de producir “Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron”? ¿Podrían mencionarlo?

“Si ya nos sentíamos orgullosas de ser venezolanas. Después de este libro el sentimiento se multiplicó al conocer a fondo las historias de estas veinte venezolanas y de tantas otras que no pudimos incluir. Este proceso nos hizo recordar que a pesar de la situación política, a pesar de que en los medios internacionales solo se hable de crisis en Venezuela, este país ha dado mucho y todavía tiene mucho por dar.  

Este proceso nos hizo recordar que a pesar de la situación política, a pesar de que en los medios internacionales solo se hable de crisis en Venezuela, este país ha dado mucho y todavía tiene mucho por dar”.  

¿Podrían enumerar 3 lecciones aprendidas a lo largo de este viaje creativo?

“Todo reto es una gran oportunidad de ser mejor. Descubrimos que hay mucho talento venezolano por todas partes del mundo dejando el nombre de nuestro país muy en alto. Hay tantas historias de éxito de compatriotas dando lo mejor de sí en distintos países y distintos campos. Gente formándose fuera de nuestro país, creciendo profesionalmente, una nueva generación de emprendedores que ante las dificultades de tener que emigrar han respondido con trabajo, esfuerzo y perseverancia. 

Un llamado a tierra. En esta época de redes sociales donde todo se ve fácil, se nos olvida o no nos damos cuenta de todo el trabajo que hay detrás de aquellos que sueñan con cambiar el mundo (y lo hacen). Las historias de estas venezolanas nos recordaron que nada es gratis. Estas historias nos hablan de los sacrificios que tuvieron que hacer, de esfuerzo, determinación disciplina y de los obstáculos que encontraron en el camino por la poca en la que vivieron, por ser mujeres, etc. 

Uno no se desprende de sus raíces. Estamos super emocionadas y agradecidas por la aceptación que ha tenido el libro. El cariño con el que tanta gente ha recibido el proyecto  superó totalmente nuestras expectativas. Definitivamente el sentimiento de arraigo que nos une a Venezuela es muy fuerte y a pesar de las distancias nuestra cultura y nuestra historia siempre será un punto de encuentro”.

“Venezolanas que soñaron con cambiar el mundo y lo hicieron” planea tener una segunda parte, que promete contar más historias de mujeres venezolanas asombrosas para inspirar a más generaciones ¡Puro Ingenio Venezolano!

Autor: Katiusa Casanova

También te interesará: Tochadas: “Somos como un cable a tierra entre las personas que están afuera”

Comentarios