“Mi hijo suplente” un emprendimiento para atender a familiares en Venezuela

Tu hijo suplente sueña con brindar apoyo a las personas en el exterior que han emigrado para incluso brindar una mejor vida a los que se quedan

181
Mi hijo suplente
Mi hijo suplente

Recientemente ACNUR señaló que 3.7 millones de venezolanos han dejado su país por la profunda crisis política, económica y humanitaria durante los últimos años.  De acuerdo con el Informe Movilidad Humana Venezolana 2018, la mayor parte de esta población tiene de 18 a 35 años, una gran porcentaje de las personas que quedan en Venezuela pertenecen a la tercera edad, pensar en esto motivó a María Gabriela Chalbaud a crear “Mi hijo suplente” un emprendimiento para atender a familiares en Venezuela.

Envejecer sin hijos y nietos

Envejecer en un país sin hijos y nietos es algo que probablemente ningún adulto mayor pensó. La dinámica venezolana funcionaba de una manera diferente y los abuelos podían envejecer rodeados de su familia, ahora con 3.7 millones de venezolanos en otras fronteras el tema es complejo tanto para quienes se quedan como para quienes están en otro país.

Los temas viales como por ejemplo calles con agujeros, falta de transporte hacen difícil el desplazamiento de los adultos mayores en Venezuela, pero también el asunto de los medicamentos y la calidad de vida en general, es por eso que Maria Gabriel Chalbaud ideó “Mi hijo suplente”, un emprendimiento para atender familiares en Venezuela.

En Noticias.com.ve conversamos con una de las creadoras de “Mi hijo suplente”

Cuéntanos sobre  “Mi hijo suplente”…

Maria Gabriela Chalbaud: “Mi hijo suplente es una alternativa que pretende atender a los adultos mayores que por alguna razón no tienen la compañía suficiente o el acompañamiento ideal, que viven en la ciudad metropolitana de Caracas, por ahora solo ahí son los servicios”

Lo que nosotros pretendemos a través de diferentes planes que están conformados por horas es dar atención y acompañamiento a estas personas ya sea que estén en sus hogares o fuera del hogar. Podemos acompañarlos en la casa en sus actividades pero también tenemos servicio de transporte para llevarlos a otros lados a hacer alguna diligencia legal, acompañarlos al banco, incluso a la peluquería.

También hay otro plan recreativo. Ahí, sí vamos a reunir a los adultos mayores que estén en el programa de Mi Hijo Suplente para ofrecerles salidas como ir al teatro o una mañana a un concierto, a tomar un café, el acompañamiento es tanto para actividades logísticas digamos medicas y odontológicas pero también para la parte emocional social. Para darle esa compañía a esos abuelos que a veces no tienen su familia cercana, no salen mucho están muy aislados en casase ponen tristes entonces todas esas cosas son muy importantes.

Para consultar información referente a los planes de Mi Hijo Suplente, las redes sociales están disponiibles en Instagram y en Facebook @Mihijosuplentevzla. El contacto puede ser por mensaje personal o también a su correo mihijosuplentevzla@gmail.com.

También la información está disponible vía Whatsapp al 04265368643.

Ofrecer un servicio de calidad humana.

Maria Gabriela Chalbaud: Queremos que los abuelos que están en el programa nos sientan como cercanos a ellos. Se realiza un registro de las actividades del día, del estado emocional del abuelo e incluso establecer llamada en caso de consulta médica para que converse con el especialista.

“Tal cual como un familiar muy cercano”

¿Cómo funciona Mi Hijo Suplente?

Mi Hijo Suplente envía un correo con toda su filosofía de trabajo y actividades así como los diferentes planes para que la persona pueda observar todo el acompañamiento que ofrecen al familiar que ingresará al programa.

Todos los datos médicos son tomados en cuenta por este programa. Una vez se adquiere el plan se realiza un horario adaptable al día y semana, además de un registro médico del familiar.

“Nos adaptamos a la necesidad específica de cada personal y de cada grupo familiar”

No hay una edad estipulada, desde adultos mayores hasta personas que requieran compañía por alguna situación médica. Incluso por tiempos cortos. “Pueden ser personas que necesiten asistencia por una situación puntual” expresó Chalbaud.

¿A cuáles áreas se dedica “Mi hijo suplente?

Mi Hijo Suplente se dedica también a la búsqueda de medicamentos y víveres, de exámenes médicos “Casi siempre son adultos mayores porque a medida que pasa el tiempo ya no pueden manejar, también se les complica el uso de la tecnología, con los puntos de venta, entonces aportamos esa ayuda”

¿Qué te motivó a desarrollar este emprendimiento?

Maria Gabriela Chalbaud: En mi caso particular yo soy hija única y mi mamá también es hija única, entonces siempre me ha tocado acompañar a mi mamá y ella padece de diabetes tipo 1 y también es hipertensa entonces tengo la experiencia de lo que es estar buscando medicina acompañando al médico, mi mama todavía es independiente pero también requiere mucho apoyo en otras cosas.

También he visto muchas amigas de mi mamá que se ha quedado sin sus hijos, los nietos también se han ido, entonces pensando en esa experiencia de vida esto podría ser como también yo he necesitado alguien que me apoye también otras personas lo necesitan. Ahora más con la diáspora.

“Lo más bonito es poder darle seguridad a los familiares, las personas que nos han contactado han sentido alivio”.

“Apoyar esa solidaridad es parte del venezolano”

¿Qué has aprendido con este emprendimiento?

Maria Gabriela Chalbaud: En su experiencia tienen mucho qué enseñarnos. “Estar con los abuelos en esos ratos y escucharlos nos ha enseñado a mi socia y a mi a valorar esa experiencia de ella y también para la vida.

¿Quisieras dejar un mensaje a los venezolanos?

En Venezuela sigue habiendo muchísima gente buena que quiere hacer cosas bonitas por el país, que los tiempos mejores van a venir y los que estamos aquí, estamos construyendo el país que tenemos la visión de crear y los que están afuera pues también a su forma están construyendo el país porque construyen quienes somos afuera. Tener una visión del venezolano, no caer en palabras despectivas hacia la venezolanidad. Acá en Venezuela hay muchísima más gente buena y tenemos que con esa energía siempre hacia adelante para poder crecer y ser un mejor país.

“Acá en Venezuela hay muchísima más gente buena y tenemos que con esa energía siempre hacia adelante para poder crecer y ser un mejor país”.

También te interesará:Venezolano Carlos Schmidlin resalta en Suiza con su esfuerzo académico

 Autor: Katiusa Casanova

Comentarios