El viaje de Yurni: un pemón en el maratón CAF 42K

El viaje de Yurni: un pemón en el maratón CAF 42K

0 770

Mil kilómetros separaban a Yurni de las carreteras de asfalto de Caracas, pero el espíritu de un sueño le llevo a convertirse en el primer pemón en el CAF

Roraima, uno de los destinos más deseados para visitar por venezolanos y extranjeros. Una tierra que te deja sin palabras y de la que Rómulo Gallegos escribió una obra entera, precisamente, allí es donde inicia el viaje de Yurni.

Paraitepuy, entre San Francisco de Yuruani y Roraima, es el hogar del primer pemón que ha corrido el maratón CAF 42K.

La travesía de este sueño inicia desde la rutina cotidiana de Yurni. Este pemón es porteador, una persona encargada de transportar el equipaje de los turistas en Roraima, una duda tarea, pero que sin duda, le encaminó para soñar con la maratón.

El sueño de la CAF se despertó en Yurni durante su impresionante trabajo diario, allí conoce a Javier Melero, quien viajó junto a Pedro Chávez y que por cosas del destino vestía una gorra con el logo del CAF durante la excursión.

La curiosidad, llevó a Yurni a soñar con rutas más allá de los tepuyes.

Aunque estos excursionistas parecían comunes, uno de ellos Javier Melero era el director de Trapiche Films. Melero, además de animar a Yurni, quedaría encantado y comprometido con registrar la hazaña de este pemón hasta la llegada a la meta.

La mayoría de corredores del CAF 42K se entrenan en asfalto, variando con algunas rutinas en terrenos silvestres, Yurni lo hace entre los tepuyes, recorriendo kilómetros entre las indómitas sabanas de este paraíso terrenal.

Aunque esta edición del CAF fue su primera maratón en Caracas, no es la primera vez que completa una carrera oficial.

En dos oportunidades Yurni Lezama ha ganado el maratón ultra Tannotuy en la Gran Sabana de 85 kilómetros de recorrido, con resultados muy superiores en comparación al resto.

Yurni, quien nunca había salido de Roraima finalmente vivió la experiencia viajar por primera vez en avión, para ir a la ciudad de Caracas, una jungla diferente y agitadisima. Allí, conquistaría una meta con el apoyo simbólico de sus padres quienes desde Paraitepuy le deseaban lo mejor. También tuvo patrocinantes que apoyaron en esta carrera.

El día de la maratón llegó y Yurni finalizó los 42 kilómetros que recorren Caracas en apenas 3 horas 20 minutos y 58 segundos, culminando en el puesto 249 de 3.625 corredores.

Su resistencia ganada con los entrenamientos en el territorio indómito se hizo ver en las subidas de la carrera, donde incrementó su velocidad.

Yurni cumplió su meta, pero como toda llegada no basta quedarse allí, siempre se abre un nuevo camino.

Correrá en la edición del próximo año, y entrenará en asfalto periódicamente para prepararse en ese suelo, por ahora, sueños son los que quedan para este pemón que hizo historia siendo el primero en correr la CAF. 

Autor: Katiusa Casanova

Comentarios