Venezuela podría ser proveedor mundial de Vanadio

Venezuela podría ser proveedor mundial de Vanadio

0 292

José Arnaldo Valero, ingeniero químico de la Universidad Central de Venezuela señaló recientemente la importancia de este metal

Desde hace más de cien años el petróleo ha sido la gallinita de los huevos de oro de los gobiernos venezolanos, no obstante, los cambios en el mercado a nivel mundial hacen variar su valor.

Un reciente hallazgo revela que podríamos estar sobre el yacimiento de un nuevo tesoro natural, esta vez, metálico, se trata del Vanadio

Venezuela es el quinto país exportador de petróleo.El descubrimiento de esta fuente de combustible como producto exportable en 1875 en el yacimiento Táchira marcó una nueva era para el desarrollo industrial, económico y tecnológico del país, así podría suceder con el Vanadio.

José Arnaldo Valero, ingeniero químico de la Universidad Central de Venezuela señaló recientemente la importancia de este metal al estar contenida en la reserva más grande crudo pesado y extrapesado rica en Níquel y Vanadio.

Pero ¿Por qué es tan importante el Vanadio?

Se trata de un metal deformable y poco abundante especial para aleaciones que crea materiales sumamente resistentes. De hecho, es compatible con el hierro y el titanio, suele ser usado en revestimiento de titanio y acero.

Además tiene aplicaciones en la industria química (como catalizador para la producción de ácido sulfúrico H2S04) y en la farmacéutica se utiliza en para fabricar vitaminas y tratamientos para la diabetes.

Según Valero el Vanadio es importante por la utilidad a nivel de herramientas de alta velocidad.

“Este producto tiene unas cualidades altamente atractivas para las industrias petrolera, química, farmacéutica, incluso, en la industria nuclear. El vanadio se produce en China y Rusia. Otros países lo producen o bien por el polvo de combustión de aceite pesado o como un sub producto de la minería de Uranio. Se utiliza principalmente para producir aleaciones de aceros especiales, tales como acero para herramientas de alta velocidad”

Autor: Katiusa Casanova

Comentarios