Venezolano en el equipo ganador del Nobel de Medicina 2018

Venezuela no se encontraba en los ganadores del Nobel de Medicina desde 1980 cuando Baruj Benacerraf logró este hito. Ahora Luis Miguel Vence lo logra al integrar el equipo que descubrió la Inmunoterapia para combatir el cáncer.

141
venezolano integra equipo de ganador del Premio Nobel de Medicina 2018
venezolano integra equipo de ganador del Premio Nobel de Medicina 2018

El Colegio San Agustín del Marqués jamás imaginó que uno de sus estudiantes hace 30 años se convertiría en una pieza importante en la lucha mundial contra el mortal Cáncer. Luis Miguel Vence, un caraqueño de apenas 45 años ha logrado un hito para la historia de la ciencia en Venezuela como miembro del equipo ganador del Premio Nobel de Medicina 2018.

Venezuela no se encontraba en los ganadores del Nobel de Medicina desde 1980 cuando Baruj Benacerraf demostró que los genes sí importan en cómo el sistema inmunológico de las personas se defiende de enfermedades.

Un hito en la lucha contra el cáncer

Los dos ganadores del Nobel James Allison y Tasuku Honjo quienes lideran el equipo donde Miguel Vence es pieza importante. Ellos han sido nombrados como Los Padres de la Inmunoterapia y su terapia contra el cáncer.

Durante 12 años, Houston ha sido el hogar del científico venezolano que creció en la Rómulo Gallegos de Caracas. Allí, Vence ha sido coordinador de uno de los cuatros grupos que integra el estudio. Al menos son 20 personas a su cargo quienes luchan contra el cáncer.

Según expresó Vence a Efecto Cocuyo, él se encarga del estudio de los tumores sólidos y cuenta con otros expertos que investigan exámenes patológicos, tumores líquidos y otros tipos de cáncer.

Luis Miguel Vence explicó que la respuesta de este tratamiento está en el sistema inmunológico. De allí que la investigación se dedicó más a estudiar esta parte del organismo  humano que del mismo cáncer.

Una respuesta inmunológica

La clave está en las moléculas CTLA-4 y PD-1 que pueden frenar los Linfocitos T de combatir a las células del cáncer por creerlas propias. Al derribar esta barrera, los Linfocitos T pueden actuar libremente como soldados para atacar a los tumores.


Para este venezolano, es un hito importante para ayudar a más personas a luchar contra esta enfermedad.

Solo para 2012, se estimaron 8,2 millones de muertes por cáncer.


En la historia de Luis Miguel Vence, la muerte de su padre en 1990 y su hermano en 1996 por problemas renales le motivó a dedicarse al estudio de la medicina. Él mismo recibió un trasplante de riñón hace dos meses.

Amante de su país, en el que vivió por 17 años. Un alumno excelente quien representó a Venezuela en las Olimpíadas matemáticas del Cenamec en Israel en los 80s. Estudió en Francia, en Harvard y la educación nunca ha cesado en su vida incluso al culminar un Post Doctorado en Dallas.

El amor de Luis Miguel por Venezuela le lleva a estar siempre al tanto de la situación del país, donde anima a continuar luchando pese a las dificultades.

¡Gracias, Luis Miguel Vence! #IngenioVenezolano que inspira en el mundo.

Autor: Katiusa Casanova

Fuentes: Efecto Cocuyo, OMS y El País.

Comentarios