Un venezolano conquista Palermo con Donut Therapy

La dona fue una terapia para este venezolano quién buscaba futuro en Buenos Aires, Gustavo Castillo se ha dedicado a experimentar con el sabor de la dona en las tierras argentinas

63
Foto: Donut Therapy

Gustavo Castillo llegó hace ocho años a Argentina. Hoy es un venezolano capaz de encantar en las calles de Palermo con sus donas, su emprendimiento Donut Therapy ha cautivado el paladar de numerosos comensales en Buenos Aires.

Largas colas de personas se hacen mientras esperan por comprar una Dona en Donut Therapy. No obstante, al nacer su emprendimiento, Castillo solo recibió opiniones desfavorables en cuanto a la aceptación local de la dona. Hoy cosecha el esfuerzo de creer en sus donas especiales.

El venezolano que llevó la dona estadounidense a Argentina

La dona fue una terapia para este venezolano quién buscaba futuro en Buenos Aires, según contó Castillo al Clarín. Pero más que esto, el arte de preparar esta delicia nacida en Estados Unidos, se convirtió también en experimentación. Probar con sabores que transmitieran su esencia pero también lograran entrar en la cultura gastronómica argentina fue un desafío.

Te interesará: Venezolano en el equipo ganador del Nobel de Medicina 2018

Hasta este momento Gustavo Castillo lo ha logrado, aunque cree que aún no ha creado la mejor dona.Sin embargo, decenas de personas esperan diariamente en su local en Palermo para recibir “Donaterapia.

Donut Therapy, una fuente de trabajo para venezolanos
Así comenzó Gustavo Castillo con Donut Therapy hace un año Foto: Donut Therapy

Tras crear un lugar para la olvidada dona en Buenos Aires, Gustavo Castillo ahora se convirtió en una fuente de trabajo sobre todo para los venezolanos. En su Donut Therapy hay un especial lugar para los paisanos incluso recién llegados.

Su inicio fue vendiendo donas desde instagram, entregando personalmente y también saliendo a ofrecer su trabajo en las calles, ahora Gustavo sigue llevando Ingenio Venezolano con la dona en  tierras argentinas.

Autor: Katiusa Casanova

Te interesará: Claudia Prieto: “Los sueños son más grandes que las pesadillas”

Comentarios