Una Medicina para Venezuela: ingenio que ayuda al país

Una Medicina para Venezuela: ingenio que ayuda al país

0 423

Una Medicina para Venezuela funciona de una forma sencilla. Una persona cualquiera dona algún medicamento que es llevado a los pacientes venezolanos.

La escasez de medicamentos ha alcanzado un 85% en Venezuela. Enfermedades crónicas se han convertido en casi imposibles de tratar en medio de los estantes vacíos en las farmacias del país, por esto, Una Medicina para Venezuela ha llegado a ser una mano de ayuda a los pacientes venezolanos.

Una Medicina para Venezuela ha sido una causa humanitaria impulsada desde España para llevar medicamentos a los venezolanos, es anunciada por el cantautor Carlos Baute quien reside en Europa.

Este proyecto funciona de una forma sencilla. Una persona cualquiera dona algún medicamento que es llevado a los pacientes venezolanos.

Además de recibir medicamentos en España y enviarlos hasta Venezuela, Una Medicina para Venezuela se ha convertido en portavoz de los pacientes a través de las redes sociales.

El contar las historias de supervivencia ha permitido que este proyecto informe acerca de enfermedades como La Hemofilia que se transformaron casi en sentencias de muerte o discapacidad pese a que son tratables a nivel mundial.

Franco de Vita, también ha sido embajador de esta causa.

Sin embargo, de acuerdo con Francisco Valencia, presidente de Codevida la ayuda humanitaria ha sido vital para Venezuela, sin embargo, también es insuficiente. El Gobierno venezolano restringió la llegada al país de medicamentos inclusive donaciones desde el extranjero.

También, los trasplantes de órganos se han paralizado por la escasez de medicinas, miles de personas han perdido la oportunidad de una transfusión debido a que no cuentan con tratamientos como el Prograf, Prednisona y Myforti en este caso vitales para las cirugías de riñón o hígado.

De acuerdo con Alirio Rodríguez, paciente con Hemofilia el tratamiento suele llegar al Seguro Social pero de forma irregular. “Durante tres meses está todo bien y luego falta por cinco meses. Entre 2016 y 2017 van 22 pacientes muertos. Diez de ellos eran niños y los demás, adultos”

 

 

Autor: Katiusa Casanova

Comentarios