Los secretos mejores guardados de Maracaibo

Los secretos mejores guardados de Maracaibo

0 753

Primero tienes que saber que está ciudad del occidente fue la primera en todo el país en contar con electricidad

Maracaibo, la ciudad cuyas bases se alzan sobre un puente que sostiene el afecto de un pueblo alegre y vibrante. 488 años de historias que recorren las calles más calurosas de Venezuela pero que han sido testigo de grandes hitos y quizás son Los secretos mejores guardados de Maracaibo.

Primero tienes que saber que está ciudad del occidente fue la primera en todo el país en contar con electricidad, esto daría a luz uno de los principales íconos de Maracaibo: El Cepillado.

¡Los Cepillados nacieron aquí gracias a la llegada de la electricidad!

¿Cómo surge esta delicia? Cómo existían las neveras y congeladores, las personas raspaban hielo de los refrigeradores para sobrellevar el calor. Con el tiempo se añadieron siropes de frutas ¡Ahora los legendarios cepillados de Maracaibo son tradición!

¡Más de 100 años de la primera cervecería venezolana!

En esta ciudad, también nació la cerveza venezolana. En 1896, se fundó Cervecería Zulia, son más de cien en los que esta tierra ha dado buenas frías al país.

Durante más de diez años el puente sobre el lago fue rey en los puentes de Latinoamérica

El puente general Rafael Urdaneta mejor conocido como el puente sobre el lago, fue el más largo en concreto del continente desde 1962 hasta 1974 ahora es el segundo con 8678 metros.

El 11 de julio de 1986 esta ciudad fue testigo de la llegada del cine a Venezuela

El teatro Baralt acogió la primera función de película, convirtiéndose en la cuna del cine venezolano también. Gracias al cineasta, periodista y fotógrafo marabino Manuel trujillo Durán se proyectaron y produjeron las primeras cintas.

Las primeras edificaciones de la ciudad fueron palafitos

Lo primero que se construyó en estas tierras fueron pequeñas viviendas sobre el mar, mejor conocidas como palafitos, de hecho, cuando Alonso Ojeda llegó a nuestras costas pensó que había arribado a Venecia, y curiosamente, de ahí viene el nombre Venezuela.

¡El nombre de Venezuela se lo debemos a Maracaibo!

 

 

 

Autor: Katiusa Casanova

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios