Gónzalo Ravelo: “De nada vale soñar si no estamos dispuestos a sacrificarnos”

El tachirense ganador del premio Emmy Gónzalo Ravelo conversó con el equipo de Noticias.com.ve sobre su más reciente logro y nuevas proyecciones

89
Gónzalo Ravelo

El pasado 1ero de diciembre el tachirense Gónzalo Ravelo se alzó con el Suncoast Emmy en la categoría de “Mejor noticiero transmitido durante el día” por su trabajo en WFTV, la filial de la cadena ABC en la Florida Central.

Gónzalo es de San Cristóbal. Graduó de bachiller del Colegio Juan XXIII en el 2005. Egresó como ingeniero industrial de la Universidad del Táchira en 2012. Su trabajo fue galardonado por la televisión estadounidense.

En Noticias.com.ve conversamos en exclusiva con Gónzalo Ravelo sobre el reconocimiento del Emmy


¿Qué significa para ti recibir este premio? 

Es un gran orgullo y me llena de muchísima felicidad.

Pero también es una palmada en la espalda asegurándome que voy por buen camino. El mundo de la televisión es difícil, competitivo y nunca se detiene. Yo he trabajado navidades, año nuevo, todos los días festivos, durante huracanes y después de las peores tragedias. Recibir un premio tan importante me hace sentir que todos los sacrificios y las largas horas en la sala de redacción han valido la pena.

¿Soñaste alguna vez con recibirlo?

Siempre he soñado en grande, y todavía lo sigo haciendo. El que no sueña, simplemente no tiene motivos para seguir viviendo. Pero, existe una gran diferencia entre soñar con un reconocimiento tan importante y creer que es posible lograrlo.

“Siempre he soñado en grande”

Debe haber un balance entre los sueños y el trabajo que realizamos para cumplirlos. De nada vale soñar si no estamos dispuestos a sacrificarnos y luchar por lo que queremos.


 “De nada vale soñar si no estamos dispuestos a sacrificarnos y luchar por lo que queremos”.  Gonzalo Ravelo


¿Cómo fue la experiencia de emprender en otro país? ¿Salir del Táchira a los Estados Unidos?

Siempre es difícil emprender una camino lejos de casa y de tu familia, sobretodo al principio. Pero con el tiempo aprendes a disfrutar de la soledad, conoces nuevas culturas y creas un nuevo circulo de amigos.

Los Estados Unidos me recibieron con los brazos abiertos, y no puedo quejarme del trato que he recibido en este país. Si uno sabe buscar, en cualquier parte del mundo existe gente y lugares que valen la pena conocer.

¿Qué es lo que más has disfrutado del trabajo que te ha llevado a obtener el premio Emmy?

Estar a cargo de un equipo de gente tan exitosa siempre es muy emocionante. Ser el productor de un noticiero en horario estelar, en inglés, y en vivo, es como pilotear un avión en medio de una tormenta, con un equipo de gente talentosísima en la cabina de pasajeros.

También te interesará: Escuelas estadounidenses ofrecen oportunidades de trabajo a maestros venezolanos

Disfruto mucho trabajar con ellos todos los días, pero sobretodo me enorgullece saber que el contenido que yo escribo y produzco llega a miles de hogares todos los días. Informar es una labor muy noble, y disfruto mucho ser uno de los tantos mensajeros con los que cuenta la Florida Central.

¿Cuándo comenzó este sueño? 

Nunca imaginé que iba a terminar en noticias. Siempre quise ser escritor, y por razones del destino terminé produciendo y escribiendo un noticiero. Con el tiempo, aprendí a hablar el idioma de la televisión y a disfrutar el estrés que trae consigo sacar al aire un noticiero en vivo.

También te interesará: Edgar Ramírez fue nominado a los Globos de Oro


Siempre quise ser escritor, y por razones del destino terminé produciendo y escribiendo un noticiero


¿Cuál es el próximo paso?

Me gustaría seguir en el mundo de la televisión. Tal vez en un futuro escribiendo una serie televisiva o un guión para una película. Por ahora, pienso quedarme un rato más informando a los televidentes. Y, durante mi tiempo libre, disfruto mucho armando mi primera novela. Por ahora, la trama es top secret.


 “Ser un venezolano tras las cámaras en los Estados Unidos es un orgullo y una bendición, pero también es un compromiso muy grande”


¿Qué se siente llevar el nombre de Venezuela a la televisión en Estados Unidos?

Yo llevo el nombre de Venezuela conmigo donde sea que voy. Lo llevo en mi acento al hablar inglés, en el trato que tengo con mis amigos y en mi obsesión con el pabellón. Ser un venezolano tras las cámaras en los Estados Unidos es un orgullo y una bendición, pero también es un compromiso muy grande.

Sé que soy uno de los miles y miles representando el tricolor nacional en el exterior, y trabajo muy duro para que mi bandera nunca deje de brillar.

También te interesará: Alex Méndez gana premio al mejor cortometraje en México

Autor: Katiusa Casanova

Comentarios