Día del Niño en Venezuela: Todos los hijos de la tierra

Cuán brillante sería el futuro del país si los sueños de nuestros niños vivieran en Venezuela y pudiesen recorrer el mundo por decisión propia.

1612
Día del niño
Día del niño

Cada tercer domingo de julio Venezuela celebra el Día del Niño, con un escenario como el venezolano, es preciso reflexionar acerca del futuro de la niñez en nuestro país, basta recordar las palabras del poeta venezolano Andres Eloy Blanco “Cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos de la tierra”

¡Qué bonito sería que pudiésemos sentir a cada niño venezolano como nuestro hijo, hermano, sobrino o nieto!

Cuán brillante sería el futuro si pudiésemos pensar en crear un mañana para que los sueños de nuestros niños puedan vivir en Venezuela y recorrer el mundo por decisión propia. 

Ojalá, todos los niños venezolanos tuviesen oportunidades de educación, donde la dicha del conocimiento y la posibilidad de tener un criterio propio se convirtiera en una política de gobierno. Un país donde con el amor por la ciencia, las artes y los deportes se pueda motivar y cada niño sueñe con convertir a su amado país en el futuro de oportunidades y de avance.

Pero, para desear un feliz día a los niños, es necesario preocuparse por la situación que la niñez atraviesa en el país ante un alto índice de inflación, bajo poder adquisitivo, delincuencia, deserción escolar y docente, fallas en los servicios básicos y entes gubernamentales que se desconectan del capital humano que le queda al país.

En las escuelas sin agua y sin luz y  también en los colegios privados que se mantienen en pie a pesar de la crisis, se encuentran los próximos María Teresa Arnal, Juan Arango,  Humberto Fernández Morán, Deyna Castellanos, Carolina Herrera, Edgar Ramírez, Jacinto Convit, Isabel Osuna Gatty, Daniel Garcia, Alejandra Reader que a gritos nos piden recordar que cada niño venezolano es una semilla que vale la pena nutrir y guiar a la luz de la educación y de los sueños.

Cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos de la tierra, al hijo de la casa y al de la calle entera, se tiene al que cabalga en el cuadril de la mendiga y al del coche que empuja la institutriz inglesa, y al niño gringo que carga la criolla, y al niño blanco que carga la negra, y al niño indio que carga la india..

También te interesará: Dos venezolanos impulsan el sueño de “El Sistema de Orquestas” en Francia y Suecia

Cuando se tiene un hijo, se tienen tantos niños que la calle se llena y la plaza y el puente y el mercado y la iglesia, y es nuestro cualquier niño cuando cruza la calle y el coche lo atropella…

Cuando se tiene un hijo, se tiene el mundo adentro

y el corazón afuera.
Y cuando se tienen dos hijos
se tienen todos los hijos de la tierra,
los millones de hijos con que las tierras lloran,
con que las madres ríen, con que los mundos sueñan

Un fragmento de Los Hijos Infinitos de Andrés Eloy Blanco

Autor: Katiusa Casanova

También te interesará:Venezolana gana el Premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor

Comentarios