Deportes extremos impulsan Teleférico de Mérida

Este teleférico dispone de diez senderos de interpretación autoguiados donde sus visitantes podrán recorrer lagunas y páramos en la "Sierra La Culata"

1332

El Teleférico de Mérida abrió nuevamente sus puertas el pasado 29 de abril luego de ocho años de un cierre técnico por remodelación y reconstrucción, ahora con el nombre de Mukumbarí. Más allá de su nueva estructura arquitectónica, este nuevo sistema de cable dispone de otras actividades de turismo de aventura en cada una de sus estaciones.

La nueva infraestructura se instaló sobre el sistema de cableado funicular construido por una empresa y  otra suiza en los años 50 del siglo XX, a diferencia de su versión anterior, este teleférico dispone de diez senderos de interpretación autoguiados que sus visitantes podrán recorrer a lo largo del territorio que incluye lagunas, páramos y tramos en el Parque Nacional “Sierra La Culata”, todo con el objetivo de promover la conservación y respeto por la naturaleza.

El paseo completo se realiza en unos 45 minutos aproximadamente, el tiempo de viaje en cabina entre cada estación dura unos 15 minutos, cada vagón cuenta con capacidad para 60 personas, en total son ocho cabinas. Este sistema de cable cuenta con nueve torres y un sistema electromagnético de cuatro tramos.

El Teleférico Mukumbarí comprende una extensión de 90 kilómetros de caminos ancestrales, 23 kilómetros de senderos de bio contacto y otras atracciones de montaña que pueden ser exploradas en paseos a caballo.

Los deportes extremos también posee su espacio particular en el sistema de cable, amantes de estas actividades pueden hacer escaladas en rocas, desplazamientos por senderos asegurados, vuelo libre o parapente y trekking. MERIDA

El teleférico de Mérida es un sistema integrado por cinco estaciones, partiendo desde la ciudad de Mérida en Barinitas (1.577 msnm), La Montaña (2.436 msnm), La Aguada (3.452 msnm), Loma Redonda (4.045 msnm) hasta llegar a Pico Espejo (4.765 msnm). 

Ante las nuevas atracciones de montaña que se suman al recorrido del sistema de cable más largo y alto del mundo, el personal de Mukumbarí ha sugerido a los visitantes vestirse por capas para evitar cambios bruscos en el organismo ante las diferentes temperaturas en las estaciones, que a partir de la tercera estación se hace un poco más implacable.

Comentarios