¿Sirven los antiácidos contra las bombas lacrimógenas?

¿Sirven los antiácidos contra las bombas lacrimógenas?

0 2779

En primer lugar, los componentes de los antiácidos pueden variar, pero su mayoría se componen de bases de sales de magnesio, aluminio, calcio y otros

Desde el antiguo egipto, las sales del carbonato aportaron beneficios medicinales a la humanidad. Años después llegaría a convertirse en el Bicarbonato de Sodio, oficialmente en 1846 gracias a dos panaderos de Nueva York.

El Bicarbonato de Sodio funciona como también como una especie de antiácido, de hecho, es como el primo mayor de los antiácidos que conocemos hoy día, capaces de alcalinizar el estómago aumentando su PH y sus ácidos corrosivos.

Pero la historia de los antiácidos, les ha vinculado más allá de los usos gástricos. En efecto, durante las protestas chilenas de 2016 o las griegas en 2015, salió a relucir una nota del grupo Anonymous quienes recomendaban aplicar antiácidos para contrarrestar gases de bombas lacrimógenas.

 Mónica Krãuter, profesora de la USB, especialista en gestión ambiental explicó recientemente a través de su cuenta de Twitter ¿Qué hacer ante una bomba lacrimogena? Entre algunas de esas opciones se encontraban los antiácidos.

Aparte de su efecto como antiácido, estos medicamentos despiertan los sistemas defensivos de la mucosa del cuerpo humano.

¿Por qué los antiácidos sirven para contrarrestar gases de bombas lacrimógenas?

En primer lugar, los componentes de los antiácidos pueden variar. Muchos de ellos, se componen de bases de sales de magnesio, aluminio, calcio y otros que contrarrestan los ácidos de los gases.

Si se toma el Maalox como ejemplo, solo uno de tantos fármacos de esta índole, se sabrá que es un antiácido con sales comunes de aluminio, calcio y magnesio, Aluminio hidróxido, Magnesio hidróxido y excipientes.

Todos estos componentes logran cortar y neutralizar la acción de todo ácido más allá de los gástricos. Incluyendo los diferentes activos de las bombas lacrimógenas como el  bromuro de ciclohexil de metileno (Por cierto, una de las sustancias reductoras de la capa de Ozono).

Una mezcla preparada con 50% de Maalox y 50% de agua en un rociador puede resultar efectivo hasta para anular los efectos del gas pimienta o las mismas bombas lacrimógenas capaces de provocar lagrimeo, irritación y ceguera temporal.

Otras soluciones

Para revertir los efectos de las bombas lacrimógenas se requieren componentes de bases fuertes. Estos productos podrían servir: Vaporub o cualquier solución mentolada,vinagre y Bicarbonato.

Autor: Katiusa Casanova

Comentarios